¿CÓMO TENER EL CONTROL DE LOS COSTOS EN EL TRANSPORTE? 📊 🚛


Abastecer combustible, renovar los seguros, entregar viáticos o comprar repuestos, son actividades que forman parte de nuestra rutina diaria, no hay duda que en el Transporte vivimos rodeados de una serie pagos impostergables para el desarrollo de nuestra actividad. Por otro lado, como en todo negocio, necesitamos maximizar el beneficio, para esto, es necesario conocer la utilidad que resulta de nuestras operaciones y, aunque su fórmula de cálculo es muy sencilla (ventas menos costo), de seguro tenemos al detalle de las ventas, pero que complicado se nos hace controlar nuestros costos. Para poder tener control sobre nuestros costos, debemos medirlos y ordenarlos en una estructura que nos permita identificar rápidamente alguna desviación y así tomar decisiones acertadas para corregirlas, así como también poder cotizar correctamente un servicio (puedes revisar nuestra anterior publicación: “3 problemas comunes al cotizar un servicio de transporte”); aunque todos estemos de acuerdo en que se trata de algo esencial, pocos son quienes actúan para tener una. A continuación, comparto tres aspectos importantes que debes considerar al armar la estructura de costos para tu negocio y que te ayudarán a despejar dudas comunes que surgen al realizar esta tarea:

1. Mantener un registro detallado: Contar con datos es lo primero, todo pago realizado debe de ser registrado con detalle lo que por las características del negocio, generalmente representa la mayor barrera, para romperla se requiere principalmente disciplina operativa, pues es necesario establecer, ordenar y digitalizar formatos tarea que debe ser compartida y donde participen los conductores. 2. Cada placa es un centro de costos: Cada que generamos una compra, como repuestos, neumáticos o un servicio de mantenimiento debe relacionarse a una placa y de esta manera detectar con facilidad los vehículos más eficientes que otros permitiendo un seguimiento focalizado. 3. Separa los costos no regulares: Un claro ejemplo de esto son los peajes pues son específicos de una ruta, por esto es necesario sumarlos al final, lo mismo aplica a resguardos o permisos específicos como el Matpel que de considerarlos en la estructura general alteraría el resultado en todos los servicios, cuando no todos lo requieren. Obtener una estructura confiable es, entonces la primera gran meta del camino hacia el control, que necesita de dar pasos simples, pero de manera disciplinada, los primeros pasos pueden ser registrar, la primera cuenta que recibamos a partir de este momento u ordenar las que tengamos sobre el escritorio. ¿Te animas a caminar hacia el control desde hoy?

Rubén Rios Medina – Ing. de Transporte 🇵🇪

Entradas destacadas